jueves, 24 de enero de 2013

Como alicatar la piscina. Azulejo imitación gresite.

Antes de la llegada del próximo verano me había propuesto alicatar la piscina para alargar la vida de la misma y facilitar la limpieza. Aquí os dejo con el paso a paso del trabajo realizado.
Alicatar la piscina con azulejo imitación gresite. ¿Por que azulejo y no gresite?
Hemos optado por el azulejo (33'3 X 33'3) porque presenta muchas menos juntas que el gresite y por lo tanto acarrea menos mantenimiento y es más fácil de limpiar ya que la suciedad tiene menos superficies porosas donde agarrarse.
El gresite presenta una alta resistencia a las diversas condiciones climáticas pero, sin embargo, es uno de los materiales más onerosos que existen en el mercado en cuanto a precio y trabajo de colocación.

Primeras imágenes de la piscina totalmente vacía y limpia para empezar con el trabajo.




La piscina está enfoscada con cemento tratado con hidrófugos, pero antes de colocar el azulejo voy a darle un revestimiento con un mortero impermeabilizante y flexible para prevenir posibles grietas en el vaso de la piscina.
En la imagen de abajo podéis ver los sacos utilizados para este menester. Son de la marca Sika y he utilizado dos sacos de 25 kg porque lo he aplicado a pincel. Dos pasadas primero una pasada horizontal y después otra pasada, esta vez vertical, para tratar de tapar todos los poros.
Lo he hecho con pincel porque las paredes ya están ofuscadas y amaestradas, por lo tanto no es necesario aplicar el producto con una llana o paletín.






Nos ayudamos de un capazo de goma y de un pincel con un mechón que sea ancho para poder aplicar buena cantidad de producto de una pasada y cunda en la medida de lo posible. El producto no debe de estar muy espeso lógicamente.




Debajo podemos ver como va avanzando el aplicado del impermeabilizante en su primera mano.





Por otra parte os muestro la cola empleada para colocar las piezas cerámicas. Cola especial para piscinas de alto rendimiento




Y estos son los azulejos imitación gresite con tonos azules a rayas blancas.


En la imagen de abajo podemos ver el mismo modelo de pieza cerámica pero con distintos tonos de azules y unas cenefas que tenía almacenadas y que voy a utilizar porque el tono es parecido y además los dibujos que lleva coinciden con los que yo hice en el cemento del borde de la piscina.




Las paredes ya han recibido las dos pasadas del impermeabilizante, el suelo todavía no.
Empiezo a colocar los regles dejando margen para poner una pieza después que haya colocado el piso, con el fin de adaptar el desnivel lo mejor posible. Hay que tener en cuenta que el piso va en pendiente a buscar el desagüe por lo que la pieza cerámica que vaya encima del piso puede tener varios centímetros de desnivel de un extremo a otro en la misma pieza. Por lo tanto es aconsejable colocarla después del suelo para realizar las medidas más exactas.
Toda esa linea de regles irá nivelada dando la vuelta a la piscina.


Cuñas de PVC utilizadas para salvar ligeros desniveles entre piezas una vez colocadas.


Una vez colocados los regles comenzamos con la aplicación de la cola en la pared ayudados por una llana dentada para conseguir una aplicación homogénea del producto.


Repartimos la cantidad de material que creamos oportuno y luego colocamos las piezas ejerciendo presión con las manos o dándole unos golpes con un mazo de goma.




He optado por separar los azulejos con una junta de 1mm para prevenir posibles dilataciones.
Esto no pasa con el gresite, ya que las mismas piezas de gresite ya tienen sus propias juntas.
En esta caso he sacrificado un poco de estética (ya que se notará un poquito la separación entre piezas) por la funcionalidad a la hora de las dilataciones provocadas por los cambios de temperatura.



Aquí podemos ver el kit de herramientas empleadas para el trabajo.



La cenefa acompañada de un trozo de azulejo (dos cuadraditos a lo largo) de aproximadamente la misma medida de alto es lo que colocaré a modo de remate y en los escalones y esquinas para que queden señalados a la hora de bajar y subir por ellos.
He intercalado una cenefa cada dos piezas de azulejo por todo el perímetro de la piscina.



Para dejar margen a la cenefa  hasta llegar al final he tenido que cortar un trozo de azulejo de 2 cuadrados de altura en los azulejos más claritos.
Esta es una de las ventajas de el azulejo imitación gresite, puedes cortar trozos respetando el trazado de las lineas que conforman el dibujo del azulejo y así parece una continuación del mismo azulejo.




Vamos ahora con los escalones donde he marcado el borde de cada uno con el azulejo de tonos más oscuros para poder distinguir, visualmente, la diferencia de altura entre escalones.



En el frontis de los escalones también colocaré unas piezas con tonos oscuros formando una especie de pirámide.




Al final, a falta del último peldaño, es así como queda la escalera. También he diferenciado las esquinas que enmarcan la escalera.



Le ha llegado la hora al piso de la piscina. Lo voy a colocar en "rombo" para dar un cambio de dirección en la colocación.
Elijo una pared donde arrancar con la colocación, se cortan piezas por la mitad de forma transversal de manera que quedan dos piezas como dos triángulos idénticos y ya se puede empezar. 
La cola adhesiva se aplica de la misma forma que en las paredes.





Detalle de la escalera a falta de rejuntar, con mis dos amores.



Y este es el aspecto que presenta la piscina ya acabada a falta de darle la lechada para tapar las juntas.


Un vecino que pasaba por allí...



Este es el producto elegido para rejuntar los azulejos, según sus propiedades es idóneo para las piscinas.



Se procede al rejuntado ayudado por una paleta de goma que no daña los azulejos.
Esperar a que seque (pero no demasiado) antes de retirar los sobrantes del producto con una esponja húmeda.
He elegido un tono azul para rejuntar con el fin de que no destaquen tanto las juntas entre azulejos debido a su separación.





Una vez rejuntada y limpia ya podemos llenarla de agua para que las paredes no sufran las inclemencias metereológicas. Es aconsejable dejar pasar unos días después del rejuntado antes de llenarla.




Bueno este es el resultado final. Lista para la llegada del buen tiempo y para todo tipo de zambullidas.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...