domingo, 27 de noviembre de 2016

Una casita de cuento.

Una estupenda cabaña de madera para retroceder en el tiempo y transportarnos a la infancia.
Puede ser utilizada para casita de juegos, casa auxiliar, casa almacén, casa decorativa tipo hobbit, en fin, para todo lo que se nos ocurra.




Las formas curvadas e irregulares otorgan un aspecto de fantasía a la casita.


Estructura de la casa con troncos retorcidos.

Detalle de la entrada con pequeño porche recibidor.

Interior de la casa con madera y caña.
Visto en: 1001gardens.org
Encima la casita puede venir acompañada por columpios mecedores como este realizado con madera recuperada de palets.


Un desierto muy caliente.

Siempre solemos asociar la palabra "desierto" (referido a la geografía) como lugar donde hace mucha calor, este es, sin duda, el caso de este desierto africano.

Desierto de Danakil (Etiopía): el punto más caliente de la tierra
En Etiopía, dentro de la Depresión de Afar, descubrimos uno de los puntos más calientes de la tierra: el Desierto de Danakil. Sus temperaturas superan los 55 grados centígrados durante el día. El paisaje, considerado una de las zonas tectónicas más activas del mundo, es inhóspito. Aunque también bello: la región del volcán de Dallol ofrece un bonito escenario de colores verdes, amarillos y anaranjados causados por el azufre, el sulfuro y la sal. Parece que estuviéramos en otro planeta (o en el infierno). 





Llega la nieve. Hemisferio Norte.

Con la llegada de las borrascas llega la nieve. Para muchos motivo de satisfacción por las posibilidades que ofrece a la hora de pasarlo bien...


miércoles, 16 de noviembre de 2016

Besos de nuez. Dulce.

Ingredientes
1 taza de nueces
1 taza de mantequilla derretida
2 tazas de azúcar glass
2 tazas de harina
2 cucharadas de vainilla
1 pizca de sal


Preparación

Primero se trituran las nueces para que estén más finas. Después en una batidora echamos la mantequilla con 1/2 taza de azúcar glass, y batimos (velocidad media) hasta conseguir una masa esponjosa.
Incorporamos ahora 1 taza de harina, la vainilla, y la sal, volvemos a batir a velocidad baja hasta que todo esté mezclado. Agregamos el resto del harina y las nueces molidas, y terminamos batiendo un poco más.
Formamos una bola con la masa, la metemos en una bolsa de plástico y la metemos en la nevera (refrigerador) durante 1 hora hasta que esté firme.
Calentamos el horno a 180º (350 F). Mientras, hacemos bolitas con la masa de 2,5 cm, las metemos en una fuente para horno sin engrasar con una separación entre ellas de 3 cm. Horneamos unos 12 o 15 minutos hasta que tengan un color dorado claro.
Transcurrido el tiempo de cocción, las dejamos reposar 5 minutos y le echamos el azúcar glass, y esperamos hasta que se enfríen por completo.


Escultura de Lápices.

Los eternos lápices de colores, que tanto hemos utilizado y siguen utilizando los más peques para dar colorido a sus ilustraciones surrealistas, sirven, en esta ocasión, como inspiración para este artista.
Molly garbandella es la autora de esta escultura tan simpática y colorida.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...